Saltar al contenido

Sobre mí

Tienda de productos sin gluten. Alimentos sin gluten. celiaquia

Hola soy Alba y quiero comentaros, que mi vida cambió, cuando a los a los ocho años me diagnosticaron la enfermedad celíaca. Antes de que esto pasara yo incorporaba el gluten a mi dieta cotidiana, pero poco a poco esta proteína, fue afectando mi estómago y cuando tenía seis años tuve unos dolores de estómago fuertes y dolorosos, gastroenteritis, vómitos y dolores de cabeza.

Este problema cada vez fue a más, hasta que fuimos a varios centros médicos de Blanes, Lloret y Calella y ningún doctor sabía encontrarme lo qué. Hasta que mi madre pensó ir hasta Terrassa donde tenía un primo lejano que ejercía de doctor ya hacía años.

Y así fue, allá estuve sometida a una serie de pruebas estomacales y análisis de sangre.

La biopsia confirmó que tendría esta enfermedad para toda la vida. Esto fue en 2007, y todavía no se ofrecía la variedad de alimentos que hay ahora. Sólo había la opción de ir a una dietética y con suerte encontrabas algún tipo de pizza, croquetas,  pasta y/o pan que seguidamente congelábamos.

Los gastos económicos que estos alimentos comportaban eran el triple de elevados, pero era lo de menos, ya que al incorporar la dieta sin gluten, empecé a encontrarme bien física y emocionalmente.

Fue difícil incorporarse en el mundo celíaco, sobretodo a la hora de organizarnos en la cocina. No teníamos conocimiento del problema que implicaba a mis padres y a mí, pero con el tiempo fuimos aprendiendo a organizarnos en la cocina y a contactar con entidades de celíacos, para obtener más información del tema

Es importante saber que los alimentos sin gluten, tienen que estar separados de los que traen y se tiene que ir mucho con cuidado al cocinar ambos tipo de alimentos a la vez y en un mismo espacio.

Lo recomendable es que tengas un espacio libre de gluten para cocinar de forma limpia y segura, sin contaminación por gluten.. Pero bien, recibimos apoyo de gente que entendía sobre el tema y fuimos mejorando las condiciones de la dieta sin gluten.

Actualmente, hará unos nuevo años que soy celíaca y ya lo tengo más que asumido y controlado. Me he adaptado muy bien a esta enfermedad y las personas de mi entorno también.

Mi vida transcurre placidamente en el bonito pueblo de Blanes. Una  población situada en la bonita Costa Brava que presume de un precioso litoral repleto de playas turquesas, acompañadas de una exuberante vegetación mediterránea.

Quiero compartir un proyecto local que inició el Ayuntamiento conjuntamente con el gremio de hostelería para facilitar la concienciación y adaptación de los locales y restaurantes de la zona con la finalidad de ofrecer comida sin gluten de forma segura y sana. GLUTEN FREE